Project Description

Historia_

FENAMAD se creó en una de las épocas más críticas de la historia de Madre de Dios, en que el alza del precio del oro generó una ola de migraciones de buscadores del metal hacia nuestros territorios, desconociendo derechos ancestrales, lo que generó problemas y conflictos socioambientales. El rechazo de nuestros pueblos frente a la invasión motivó el ensañamiento de mineros, colonos y de las propias autoridades de Madre de Dios en contra de nuestra defensa colectiva. En ese entonces una mínima parte de las comunidades había sido reconocida y no más de cuatro habían logrado la titulación de sus tierras.

Además de la invasión de mineros auríferos a los territorios indígenas en Madre de Dios, se presentaron otras agresiones como el intento de empresas transnacionales, como la Central American Services, de acaparar territorios indígenas para sus propios fines particulares y la suspensión del proceso de reconocimiento de comunidades nativas y la titulación de sus tierras durante el segundo gobierno del presidente Fernando Belaúnde.

Asimismo, había un sentido de mayor autonomía entre el pueblo Arakbut, del cual tres agrupaciones se habían apartado de la misión dominica Shintuya, entre 1968 y 1973, logrando permanecer en su territorio tradicional de manera independiente. Así había anhelos de auto-gobernanza territorial inspirado por las normas y políticas sobre comunidades nativas que surgieron durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado.

Tras abordar la grave problemática de las comunidades indígenas, durante el Congreso se vio la necesidad de crear una organización para, a través de ella, plantear demandas y propuestas en busca de alternativas de solución, así como para asumir la defensa y ejercicio pleno de los derechos, bajo un ideal colectivo de pueblos organizados. Fue entonces cuando se procedió a fundar una organización regional con el nombre de Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD), organización legítima multiétnica y representativa de los pueblos y comunidades indígenas de Madre de Dios, como expresión de sus intereses y demandas colectivas.

La formalización de su creación se produjo en el año 1986, en que fue inscrita en los Registros Públicos de Madre de Dios, tras el acuerdo del Tercer Congreso de FENAMAD en diciembre de 1985.

En la actualidad, la organización se ha consolidado y cuenta con un local propio, amplio y acondicionado de acuerdo a sus necesidades; cada oficina cuenta con servicio de Internet, se ha implementado una biblioteca y la página web. Si bien tenemos que reconocer que nuestros planes operativos y proyectos institucionales están siendo ejecutados con el apoyo económico de la cooperación internacional, hemos iniciado un proceso de aportes propios, aprobado por nuestras bases, con miras a lograr el auto-sostenimiento de la organización.